NEUMOENCÉFALO. SIGNO DE MONTE FUJI

El NEUMOENCÉFALO se define como la presencia de aire intracraneal, aparece frecuentemente durante cirugías neurológicas cuando los huesos del cráneo o duramadre son comprometidos. El aire puede acumularse en el espacio subdural, subaracnoideo, epidural e intraventricular.

El neumoencéfalo a tensión (NT) puede aparecer con tan sólo 25 mL de aire, debido a que éste no puede escapar o ser reabsorbido. El acúmulo de aire induce efecto de masa, lo que condiciona aumento de la presión intracraneal que en ocasiones puede llevar a deterioro rostrocaudal. La prevalencia de la NT tras la evacuación de un hematoma subdural crónico es de 2.5 a 16%. La fisiopatología del neumoencéfalo a tensión se basa en dos modelos. El primero conocido como de botella invertida, el cual se basa en la presión negativa y gradiente de presiones que se ejerce sobre el contenido intracraneano y la presión atmosférica. El segundo se basa en el principio de válvula unidireccional, el aire entra por el defecto óseo o en la duramadre, mecanismo similar al de alta presión creado con la bolsa de ambú, y no puede escapar debido a que el tejido blando funciona como válvula unidireccional produciendo neumoencéfalo a tensión. Todos los pacientes con craneotomías tienen riesgo de desarrollar neumoencéfalo, pero en especial durante la realización de trépanos, cirugía de la fosa posterior, la cirugía craneofacial, colocación de derivaciones, y drenaje lumbar.

La tomografía computarizada (TC) de cerebro es el estándar de oro para el diagnóstico de neumoencéfalo a tensión y SIGNO DE MONTE FUJI, el cual es el acúmulo de aire que separa y comprime los lóbulos frontales en su porción anterolateral, los cuales se traccionan y acuminan por el efecto de tracción de las venas puente que drenan al seno longitudinal mimetizando el perfil del volcán del Japón. Una vez diagnosticado el NT debe de manejarse de acuerdo con su magnitud, el efecto de masa que condiciona y la repercusión clínica en el enfermo. Neumoencéfalos que condicionan deterioro neurológico deberán de ser evacuados, en caso de que no comprometan el estado clínico del enfermo se recomienda el manejo con de oxígeno al 100%, lo que favorece la reabsorción del aire acumulado.

Fotos de paciente con traumatismo cráneo-encefálico

Anuncios

CRITERIOS DIAGNÓSTICO PARA VÉRTIGO POSICIONAL PAROXÍSTICO BENIGNO Y PARA ENFERMEDAD DE MENIERE

Criterios Diagnóstico para Vértigo Posicional Paroxístico Benigno

  • Vértigo asociado con una característica mixta de nistagmo torsional y vertical provocado por la prueba de Dix-Hallpike
  • Una latencia (típicamente de 1 a 2 segundos) entre la finalización de la prueba de Dix-Hallpike test y el comienzo del vértigo y nistagmo
  • Naturaleza paroxística del vértigo y nistagmo provocado (un incremento y luego una descenso sobre un período de 10 a 20 segundos)
  • Fatigabilidad (una reducción en el vértigo y nistagmo si la prueba de Dix-Hallpike es repetida)

 

Causas Comunes de Vértigo

Enfermedades Otológicas

  • Vértigo posicional paroxístico benigno
  • Enfermedad de Meniere (hidropesía endolinfática)
  • Neuronitis vestibular (laberintitis)

Enfermedades neurológicas

  • Vértigo asociada a migraña
  • Insuficiencia vertebrobasilar
  • Enfermedad del pánico

 

Maniobra de Dix-Hallpike para Nistagmo Posicional

 

Enfermedad Periférica Enfermedad Central
Período latente previo al comienzo del nistagmo posicional 2 a 20 segundos Ninguno
Duración del nistagmo Menor a 1 minuto Mayor a 1 minuto
Fatigabilidad Se agota con repetición No se agota
Dirección del nistagmo Solo un tipo, usualmente horizontal/rotatorio Puede cambiar de dirección con una determinada posición de la cabeza
Intensidad del vértigo Severo Menos severo, ocasionalmente no

 

 

Criterios Diagnóstico para Enfermedad de Meniere

La enfermedad de Meniere es definida como vértigo espontáneo episódico recurrente, pérdida de la audición, plenitud auditiva y acúfenos. La hipertensión endolinfática recurrente (hydrops o hidropesía) es considerada como causa de los episodios.

De acuerdo a las guías de la AAO-HNS Committee of Hearing and Equilibrium los tres síntomas mayores son descriptos como:

Vértigo

  • Episodios bien definidos de rotación o giros recurrentes
  • Duración de 20 min a 24 h
  • Nistagmo asociado con los ataques
  • Náuseas y vómitos durante el vértigo comúnmente presentes
  • Ausencia de síntomas neurológicos con el vértigo

Sordera

  • Déficit de la audición fluctuante
  • Pérdida de la audición sensorineural
  • Pérdida de la audición progresiva, usualmente unilateral

Tinitus o Acúfenos

  • Variable, a menudo de baja frecuencia y aumenta durante los ataques
  • Usualmente unilateral en el lado afectado
  • Subjetivo

Diagnóstico de Enfermedad de Meniere

Enfermedad de Meniere Posible

Vértigo episódico tipo enfermedad de Meniere sin pérdida de la audición documentada, o

Pérdida de la audición sensorineural, fluctuante o fija, con desequilibrio pero sin episodios definidos

Otras causas excluidas

 

Enfermedad de Meniere Probable

Un episodio definido de vértigo

Pérdida de la audición audiométricamente documentado en al menos una ocasión

Tinitus o plenitud auditiva en el oído tratado

Otras causas excluidas

 

Enfermedad de Meniere Definida

Dos o más episodios espontáneos definidos de vértigo de 20 minutos o más

Pérdida de la audición audiométricamente documentado en al menos una ocasión

Tinitus o plenitud auditiva en el oído tratado

Otras causas excluidas

 

Enfermedad de Meniere de Certeza

Enfermedad de Meniere Definida, más confirmación histopatológica

Bibliografía:

  1. Furman JM, Cass SP. Benign paroxysmal positional vertigo. N Engl J Med. 1999 Nov 18;341(21):1590-6.
  2. Committee on Hearing and Equilibrium guidelines for the diagnosis and evaluation of therapy in Meniere’s disease.American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Foundation, Inc. Otolaryngol Head Neck Surg. 1995 Sep;113(3):181-5.
  3. Thorp MA, Shehab ZP, Bance ML, Rutka JA; AAO-HNS Committee on Hearing and Equilibrium. The AAO-HNS Committee on Hearing and Equilibrium guidelines for the diagnosis and evaluation of therapy in Meniere’s disease: have they been applied in the published literature of the last decade? Clin Otolaryngol Allied Sci. 2003 Jun;28(3):173-6.