ACTUALIZACIÓN…….RESUMEN

¿TERAPIA ANTIPLAQUETARIA DOBLE O ASPIRINA SOLA DESPUÉS DE TIA O ISQUEMIA CEREBRAL LEVE?

En pacientes con accidente cerebrovascular isquémico leve o ataque isquémico transitorio de alto riesgo (TIA), el tratamiento con clopidogrel más ácido acetilsalicílico previene más accidentes cerebrovasculares recurrentes, pero la combinación también causa más sangrado que la aspirina sola. Los hallazgos fueron publicados en el New England Journal of Medicine y presentados en la European Stroke Organization Conference.

Cerca de 5000 pacientes en 10 países fueron aleatorizados, dentro de las 12 horas de AIT o accidente cerebrovascular menor, a clopidogrel más aspirina o placebo más aspirina durante 90 días. En general, los eventos isquémicos mayores ocurrieron significativamente menos con clopidogrel más aspirina que con aspirina sola (5.0% vs. 6.5%), con el beneficio limitado a una reducción en el accidente cerebrovascular recurrente. Sin embargo, la hemorragia mayor se produjo con mayor frecuencia con clopidogrel (0,9% frente a 0,4%).

Un editorialista señala que “la mayor parte del beneficio con respecto a la prevención del accidente cerebrovascular ocurrió en la primera semana de tratamiento con la combinación, mientras que la mayoría del sangrado ocurrió más tarde”. Él concluye: “Si se utiliza terapia dual, debe limitarse a las primeras 3 semanas después de un AIT o un accidente cerebrovascular menor y luego pasar a la monoterapia”.

 

RIVAROXABAN NO ES SUPERIOR A LA ASPIRINA EN PACIENTES CON ACCIDENTE CEREBROVASCULAR EMBÓLICO DE ORIGEN DESCONOCIDO

Entre los pacientes con accidente cerebrovascular embólico de origen desconocido, el rivaroxabán no es mejor que la aspirina para prevenir el accidente cerebrovascular recurrente, y conduce a un mayor sangrado. Los hallazgos del ensayo de fase 3, financiado por la industria, se publicaron el miércoles en el New England Journal of Medicine y se presentaron en la European Stroke Organization Conference en Suecia.

Se aleatorizaron más de 7200 adultos de 50 años o más que habían tenido recientemente un accidente cerebrovascular isquémico que se suponía que era causado por embolia cerebral, pero sin estenosis arterial, lacune o una fuente cardioembólica conocida, para recibir rivaroxaban (15 mg al día) más placebo o aspirina (100 mg diarios) más placebo.

Durante una mediana de seguimiento de 11 meses, la tasa anualizada de accidente cerebrovascular recurrente (cualquier tipo) o embolia sistémica no difirió significativamente entre los grupos, en aproximadamente el 5%. Sin embargo, la hemorragia mayor se produjo con mayor frecuencia con rivaroxabán que con aspirina (1,8% frente a 0,7%), al igual que la hemorragia mortal o mortal (1,0% frente a 0,4%). En consecuencia, el ensayo se detuvo temprano.

COMPONENTES DE LA ESCALA DE RIESGO HEART PARA PACIENTES CON DOLOR TORÁCICO EN URGENCIAS.

Total
Historia Clínica
Altamente sospechosa 2
Moderadamente sospechosa 1
Poco sospechosa 0
ECG
Depresión significativa del ST 2
Alteraciones inespecíficas de la repolarización 1
Normal 0
Edad
≤65 años 2
45-65 años 1
<45 años 0
Factores de riesgo
≥3 factores de riesgo o historia de enfermedad ateroesclerótica 2
1 o 2 factores de riesgo 1
Ningún factor de riesgo 0
Troponina
>2x límite normal 2
1-2x límite normal 1
≤ límite normal 0

 

El Heart Score es un instrumento de decisión desarrollado en los últimos años, con la intención de que pueda servir de ayuda para decidir si algunos enfermos que llegan a Urgencias con dolor torácico o síntomas relacionados, pueden ser evaluados sin precisar exploraciones o pruebas que no sean de gran utilidad, porque presumiblemente no las precisan. En un estudio retrospectivo, los pacientes etiquetados como de riesgo bajo por el Heart Score tenían una frecuencia de complicaciones cardiovasculares graves inferior al 1% en las siguientes seis semanas. En otro que se desarrolló durante 28 meses y que incluyó a 1070 pacientes, entre los etiquetados por el Score, como de bajo riesgo, las complicaciones cardiovasculares graves acaecieron en un 0.6%, mientras que en los etiquetados de alto riesgo, la proporción fué  de un 4.2%. (O.R. 7.92, IC 95% 2.48-25.25). Un Heart Score superior a 3 puntos tenia una sensibilidad para complicaciones cardiovasculares graves de 58% (95% IC 32-81) y una especificidad del 85% (95% IC 83-87). La combinación del Heart Score de riesgo con seriación de troponina elevada dió una sensibilidad del 100% (95% IC 72-100), especificidad del 83% (IC 81-85) y una potecial reducción en la necesidad de nuevas pruebas del 82%.

Referencias:

Six AJ, Backus BE, Kelder JC.: Chest pain in the emergency room: value of the HEART Score. Neth Heart J 2008; 16: 191-196

Mahler SA, Hiestand BC, Goff DC, et al.: Can the HEART Score safely reduce stress testing and cardiac imaging in patients at low risk for major adverse cardiac events?. Crit Pathways in Cardiol 2011; 10: 128-133 

CRITERIOS PARA LA CLASIFICACIÓN DEL SÍNDROME ANTIFOSFOLÍPIDO (AFL)

Criterios clínicos

Trombosis vascular

  • Uno o más episodios clínicos de trombosis arterial, venosa, o de pequeños vasos, que ocurran en cualquier tejido u órgano

Complicaciones del embarazo

  • Uno o más muertes no explicadas de fetos morfológicamente normales después de la semana 10 de gestación; o
  • Uno o más nacimientos prematuros de neonatos morfológicamente normales, antes de la semana 34 de gestación; o
  • Tres o más abortos espontáneos consecutivos no explicados, antes de la semana 10 de gestación.

Criterios de laboratorio

Anticuerpos anticardiolipina

  • Anticuerpos anticardiolipina IgG o IgM presentes en niveles moderados o elevados en sangre en dos o más ocasiones, separados por al menos 6 semanas

Anticuerpos anticoagulante lúpico

  • Anticuerpos anticoagulante lúpico detectados en sangre en dos o más ocasiones separados por al menos 6 semanas, de acuerdo a las guías de la International Society on Thrombosis and Hemostasis

Un diagnóstico definitivo de síndrome antifosfolípido requiere la presencia de al menos uno de los criterios clínicos y al menos uno de los criterios de laboratorio. No existen límites de intervalos entre los eventos clínicos y los hallazgos positivos en el laboratorio.

Los anticuerpos antifosfolípido que no se encuentran incluidos dentro de los criterios diagnóstico son los siguientes: anticuerpos anticardiolipina IgA, anticuerpos anti B2-glicoproteína I, y anticuerpos antifosfolípido dirigidos contra otros fosfolípidos diferentes a la cardiolipina (ej. fosfatidilserina y fosfatidiletanolamina) o contra proteínas unidas a fosfolípidos deifernte a la cardiolipina unida a B2-glicoproteína I (por ej. protrombina, anexina V, proteína C o proteína S).