EBOLA… PASO A PASO

 

EL UNIVERSAL
domingo 12 de octubre de 2014  12:00 AM

El virus del ébola es una bomba de tiempo que la comunidad internacional quiere contener ante su inminente propagación, por lo que confinar la enfermedad con un plan sanitario correcto en los tres países donde se reporta la mayoría de los casos (Guinea, Liberia y Sierra Leona) es el principal desafío.

La magnitud de la enfermedad se está sintiendo fuera de África, cuna del virus: a un ritmo de 1.000 infectados por mes en lo que va de año -para llegar a 8.400 casos para el 10 de octubre-, el ébola está en Madrid, España, tras haberse diagnosticado un primer caso en Dallas, Estados Unidos, por lo que la inacción es una amenaza para la seguridad sanitaria mundial.

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) vinculan la rápida propagación de la enfermedad al hecho de que se asentó en zonas remotamente pobladas de Guinea, Liberia y Sierra Leona, al grado de que sus habitantes desconocían que portaban ébola y por ende no hubo cuidado alguno.

También a un hecho inusual, las características epidemiológicas del virus han mutado y cuando el brote parece estar bajo control, resulta estar fuerte.

El virus no se transmite a través del aire, como la gripe, pero hoy está en el agua de los ríos gracias a cadáveres de enfermos que son lanzados en las costa de países africanos afectados. Ya ayer se reportaban al menos 3.879 muertos, según la OMS.

En este brote, el más fuerte desde 1976 cuando se descubrió el mal, los casos de infección de trabajadores sanitarios representan 8% del total de casos notificados, cifra asombrosa para este virus que mata a uno de cada dos contagiados.

Esto pasó porque no se han utilizado equipos de protección personal adecuados o porque no se aplicaron correctamente las medidas de prevención y de control de la infección al cuidar a pacientes, advertía la OMS.

La detección del primer caso en EEUU, en un inmigrante liberiano que había estado en su país y que regresó a Dallas, fue la prueba necesaria para despertar la conciencia mundial.

“La enfermedad llega a EEUU y hasta Europa porque quien la padece ni sabía que estaba contaminado aunque el riesgo de propagación en estas zonas son ínfimos porque hay estándares sanitarios muy elevados”, explicaba Melinda Moore, médico especializada en salud pública de RAND Corporation.

“Una persona no es contagiosa para los demás hasta que aparecen los síntomas (como la fiebre), la cual no fue el caso de la persona en cuestión durante sus vuelos”, acota la médica en relación al caso en Dallas.

Encapsular un país no sería una solución a la crisis, sino el control sanitario en las zonas afectadas y por ello la asistencia internacional apuntaría a eso, según especialistas.

“EEUU, China, Cuba, Francia y Reino Unido están tomando la vanguardia en ese esfuerzo humanitario con envío de expertos y fondos”, recuerda Luis E. Manrique, analista internacional, director del Semanario de Política Exterior, de España.

“La ONU estima que el esfuerzo mundial en ese sentido alcanzará $1.000 millones en seis meses, por lo que dotar de personal y equipos a los centros destinados para cuidado es la única fórmula de frenar la epidemia”, dice Manrique.

Dos vacunas estarán listas para su introducción progresiva a finales de 2014. También se están fabricando hasta diez medicamentos de la forma más rápida y segura posible para frenar este virus, convertido en la cuarta gran pandemia del siglo XXI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s