HIGIENE DE LAS MANOS

La importancia esencial de la higiene de las manos para prevenir las infecciones intrahospitalarias fue descubierta por Oliver Wendell Holmes e Ignaz Semmelweis por separado en la década de 1840. Semmelweis advirtió que las manos del personal sanitario se contaminaban mientras efectuaban las autopsias y eran responsables ulteriormente de la transmisión de “partículas cadavéricas” durante los controles obstétricos, causando la sepsis puerperal y la muerte. Demostró que la antisepsia de las manos con cal clorada disminuía espectacularmente la mortalidad materna. Más de un siglo después, Mortimer y colegas determinaron la importancia de la higiene de las manos para prevenir la transmisión del Staphylococcus aureus en una unidad neonatal. Sin embargo, al igual que en la época de Semmelweis, conocer los beneficios de higienizar las manos no se tradujo en la adopción inmediata de esta práctica. Aún ahora, a pesar de los adelantos médicos y de la creación de recomendaciones aceptadas sobre la higiene de las manos, esta práctica no es universal entre los trabajadores de la salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s